¿Online o presencial? Qué me interesa más

La situación actual es incierta y es difícil poder hacer planes, organizar nuestra agenda y tener actividades planeadas. Cada semana cambian las limitaciones y puede ser que acabes aplazando algunas decisiones porque no sabes si podrás continuar con lo que te hayas comprometido.

¿Puedo comprometerme a mantener una terapia en este momento?

La terapia psicológica requiere de privacidad y de espacio personal, darte un tiempo para ti, para reflexionar y ordenar tus ideas. Es importante que no descuides tu salud mental en este momento, te ayudará a poder encarar mejor las dificultades.

Si tienes dudas sobre hacer visitas psicológicas presenciales, la terapia online puede ser una buena opción:

  • Reduce desplazamientos. Siempre que dispongas de conexión a internet sólida, puedes hacer la sesión desde tu casa o trabajo sin pensar si tienes tiempo de llegar y cuanto tardas en volver.
  • Evita el contacto y permite el pago online. Permite hacer la sesión sin mascarilla si estás en un lugar seguro.
  • Si por tu situación laboral/personal has de viajar o desplazarte, puedes continuar tu terapia desde donde estés, sin tener que interrumpirla por periodos prolongados.
  • Es una buena opción si estás fuera del país pero necesitas hacer terapia en tu idioma (castellano/català) para sentirte cómodo/a.
  • Si trabajas por turnos y es complicado establecer una rutina que permita continuidad, es más fácil encontrar horas compatibles para que puedas tener tu sesión.
  • Es perfectamente combinable con la presencial, no hay problema en alternarlas para que pueda adaptarse mejor a tus horarios y necesidades.

En este momento en el que podemos encontrarnos con cuarentenas o confinamientos, tener la opción de consultar online nos permite mantener este espacio personal de autocuidado.

Si tienes cualquier otra consulta, no dudes en preguntarme. Es posible probar esta opción y ver si resulta cómoda y compatible sin compromiso de continuidad.

Ante Covid-19

Debido a la situación excepcional que estamos viviendo, todos tenemos que adaptarnos a las circunstancias que se nos presentan.

Confinados en casa, podemos sentirnos con más ansiedad, miedo y rabia ante la situación y ante el futuro. Por ese motivo, aunque no podemos atender personalmente las necesidades psicológicas, podemos optar por hacerlo a través de medios digitales.

Unsplash (59)

Si necesitas ayuda, soporte o asesoramiento psicológico puntual o mantenido, no dudes en consultar. Podemos encontrar la manera de hacer una sesión profesional para ayudarte.

Y dado que las circunstancias son excepcionales, también las medidas a tomar deben serlo. Así que mientras dure la situación de estado de alarma y confinamiento, se aplicará un descuento en visitas online así como una tarifa especial para aquellas personas que hayan perdido su empleo y puedan acreditarlo.

Es la contribución que todos podemos hacer en estos difíciles momentos. En breve colgaré un post con algunas recomendaciones para intentar sobrellevar la situación dentro de las posibilidades.

Ánimo y esperanza – Recuerda que:

Todo fluye; todo cambia. Nada permanece. (Heráclito)